María Helena de Felipe participa en el Tercer Foro Regional de la UpM

Upm

La Unión por el Mediterráneo ha reunido en Barcelona a ministros de Exteriores y altos cargos de más de 40 países.

Los ministros de Asuntos Exteriores de los estados miembro de la Unión por el Mediterráneo se han reunido este lunes 8 de octubre en Barcelona en la tercera edición del Foro Regional de la UpM.

La vicepresidenta de la Comisión Europea, Federica Mogherini y el ministro de Asuntos Exteriores de Jordania, Ayman Safadi han sido recibidos por el ministro de Asuntos Exteriores de España, Josep Borrell y el secretario general de la UpM, Nasser Kamel.

Al igual que en los dos foros anteriores, representantes de la sociedad civil y el sector privado, incluidos los promotores y beneficiarios de proyectos de la UpM, se han unido al encuentro para analizar las sinergias y las complementariedades entre los principales interesados en la región.

El foro ha servido para reivindicar el trabajo hecho en ámbitos como el desarrollo de empleo; la energía y el clima; el empoderamiento de la mujer; la educación y la investigación; el medio ambiente y la gestión del agua, y la conectividad, entre otras áreas.

En esta línea, Maria Helena de Felipe, presidenta del comité de seguimiento UE-Euromed en el Grupo de Empleadores del Comité Económico y Social Europeo ha intervenido en la jornada destacando que desde 1992 el CESE desarrolla vínculos entre las organizaciones de la sociedad civil para intercambiar y proponer souciones a los retos más comunes de la región.

De Felipe ha puesto de relieve la colaboración actual del CESE con sus socios en la elaboración de un informe sobre la educación y la formación profesional en la región euromediterranea que será objeto de debate en la próxima cumbre de diciembre.

La también presidenta de Fepime Catalunya y AFAEMME ha insistido en la necesidad de potenciar la inclusión de la juventud y las mujeres a la hora de compartir conocimientos en las organizaciones de la sociedad civil y en el diálogo político.

Por su parte, la vicepresidenta de la Comisión Europea, Federica Mogherini, ha asegurado que la UpM ha dado oportunidades a más de 100.000 jóvenes, ha apoyado a 800 pequeñas y medianas empresas y ha creado dos universidades euromediterráneas para formar a las nuevas generaciones.

El foro también ha servido para abordar problemas comunes como la seguridad –los atentados terroristas en ciudades como Barcelona–, los conflictos que afectan a países de la región –Siria, Libia e Israel y Palestina– y los refugiados.

En una de las varias intervenciones que ha habido sobre las migraciones, el ministro de Asuntos Exteriores de Jordania, Ayman Safadi, ha advertido: “El coste de apoyar a los refugiados es mucho menor que el coste que genera su abandono”.

El ministro de Asuntos Exteriores de España, Josep Borrell, ha admitido que la situación de la región no es la idónea, pero ha añadido: “Cuanto más amplio sea el diálogo, más efectivos serán los proyectos que promovamos. (…) Por muy difícil que sean los momentos actuales no podemos abdicar de nuestras responsabilidades”.

El secretario general de la UpM, Nasser Kamel, ha destacado que el foro demuestra “el compromiso colectivo con el diálogo regional, la convergencia e integración en esta zona de acción”, y ayuda a reforzar el vínculo estratégico entre Europa y el Mediterráneo.

La UpM ha demostrado ser una plataforma única para el diálogo y la cooperación en la región euromediterránea, una plataforma que sigue siendo relevante y donde la búsqueda de soluciones a los desafíos comunes es aún más necesaria.

Envia una resposta

*