El CESE participa en el seminario internacional sobre migración en Marruecos

Marruecos

Maria Helena de Felipe, presidenta del Comité de Seguimiento de UE-Euromed en el CESE, destaca el papel de las organizaciones civiles para humanizar la acogida de migrantes y refugiados.

La Cámara de Representantes del Reino de Marruecos, la Unión de Consejos Económicos y Sociales de África y el Consejo Económico, Social y Ambiental de Marruecos han organizado un seminario internacional sobre la migración los días. Bajo el título “’El papel de los parlamentos y los consejos económicos y sociales e instituciones similares en África frente a los nuevos desafíos de la migración”, el seminario se celebra en Rabat los días 30 y 31 de octubre.

Maria Helena de Felipe, presidenta del comité de seguimiento UE-Euromed en el Grupo de Empleadores del CESE, ha intervenido en el panel dedicado a ‘Migración y derechos humanos’ para explicar los desafíos a los que se enfrenta la UE y las acciones del CESE para abordarlos mediante su trabajo consultivo y las relaciones con la Unión Europea.

En su discurso, De Felipe ha puesto el acento en el tono xenófobo que a veces se puede escuchar en el debate político y ha defendido que “no tiene cabida en nuestras sociedades y ha sido condenado enérgicamente por el CESE”.

En esta línea, ha expuesto que las organizaciones de la sociedad civil desempeñan un papel importante en el reasentamiento, los viajes y la recepción de migrantes y refugiados, y en hacer que estos diferentes aspectos sean más seguros y humanos.

“Hay una manera clara de mejorar la situación de los derechos humanos, es que la UE aumente los caminos legales y seguros hacia Europa para que los migrantes y los refugios no se queden en manos de redes criminales y se embarquen en viajes peligrosos”, asegura.

El CESE ha defendido durante mucho tiempo la importancia de la sociedad civil para superar estos desafíos y ha pedido a la Unión Europea que adopte políticas de integración a largo plazo que abarquen el reconocimiento de las habilidades de los migrantes y los refugiados, la educación y la formación, y les ayude a integrarse en el mercado laboral. Esto no solo es cierto en Europa, sino en todos los países: el costo de la no integración de los migrantes es desastroso para todos.

“Solo a través de la colaboración podremos defender un enfoque de derechos humanos en todos los aspectos de la migración”, ha concluido la presidenta del Comité de Seguimiento de UE-Euromed.

Envia una resposta

*